El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

Sabiduría en la Palabra de Dios

Deja un comentario

Sabiduría en la Palabra de DiosNo es lo mismo conocimiento que sabiduría. El conocimiento se puede adquirir estudiando o practicando alguna actividad. Pero la verdadera sabiduría sólo se puede recibir leyendo, meditando y obedeciendo a lo que dice la Palabra de Dios.

Hay mucha gente inteligente, y no muchos sabios. Se ha descubierto que existen varias clases de Inteligencia (emocional, lingüística, lógico-matemática, musical, etc.) pero no son más que formas de describir los dones o habilidades con que Dios dota a cada uno en particular. En cambio la sabiduría de Dios engloba a todas estas disciplinas dándoles un sentido, un propósito. Mucha gente con capacidades extraordinarias no saben que les ha sido dado por Dios y por lo tanto no lo agradecen. El pecado de soberbia les hace pensar que todo lo que tienen o logran, es por su propio mérito.

Jesucristo es la personificación de la sabiduría de Dios, Él es verdad y en Él se encuentran los misterios de la ciencia y la sabiduría.

“Porque mi boca proferirá la verdad,
abominación a mis labios es la impiedad.
Conforme a la justicia son todas las palabras de mi boca,
no hay en ellas nada torcido ni perverso.
Todas son sinceras para el que entiende,
y rectas para los que han hallado conocimiento.
Recibid mi instrucción y no la plata,
y conocimiento antes que el oro escogido;
porque mejor es la sabiduría que las joyas,
y todas las cosas deseables no pueden compararse con ella.

Yo, la sabiduría, habito con la prudencia,
y he hallado conocimiento y discreción.
El temor del Señor es aborrecer el mal.
El orgullo, la arrogancia, el mal camino
y la boca perversa, yo aborrezco. Mío es el consejo y la prudencia,
yo soy la inteligencia, el poder es mío.
Por mí reinan los reyes,
y los gobernantes decretan justicia.
Por mí gobiernan los príncipes y los nobles,
todos los que juzgan con justicia.
 Amo a los que me aman,
y los que me buscan con diligencia me hallarán.
 Conmigo están las riquezas y el honor,
la fortuna duradera y la justicia.
Mi fruto es mejor que el oro, que el oro puro,
y mi ganancia es mejor que la plata escogida.
Yo ando por el camino de la justicia,
por en medio de las sendas del derecho,
para otorgar heredad a los que me aman
y así llenar sus tesoros.”

Proverbios 8:7-21

Gloria

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s