El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

La reforma necesaria

Deja un comentario

endemoniado-gadareno

España ha sido y es un país que durante siglos ha decidido expulsar a muchos hombres que podían haber guiado a nuestra nación a la cordura. Un claro ejemplo de ello fue Francisco de Encinas, en cuyo trabajo se apoyarían más tarde otros para completar la traducción de los Textos Bíblicos griego y hebreo y crear la Reina Valera. La actual situación de obscuridad que vive España deriva de muchas de estas absurdas decisiones. Mientras el norte de Europa abrazaba la búsqueda de la Verdad, nosotros preferimos embarcarnos en una costosísima cruzada contra los vientos de reforma que azotaban el norte de Europa. España Acabó exhausta y arruinada por el simple hecho de defender una institución económica (la Romana) que sangró y sigue sangrando nuestro País. Quemábamos y perseguíamos a quienes deseaban investigar y llegar a la Verdad y acabamos siendo famosos por la: “Spanish Inquisition”. Expulsamos a los que se horrorizaban de hasta qué punto los papas y la Iglesia Católica  solo vivían y siguen viviendo por el deseo de dominar y esquilmar a la nación. Y esto sólo se puede conseguir sumiendo a un país entero en la Ignorancia.

Mientras que un protestante o un judío no podían ser ignorantes y analfabetos, porque era indispensable saber leer y escribir para conocer los Textos Sagrados, sin embargo se podía ser católico y analfabeto, porque no era necesaria la lecto-escritura. El primer mito que desmontó la Reforma  protestante está relacionado con la figura del papa. El papa, que por cierto, no se ve en las Sagradas Escrituras, es sólo el fruto de una lectura pervertida y oportunista que un pueblo analfabeto acepta. Sólo hace falta leer la Epístola a los Gálatas para desmontar esta figura. En España y mucho tiempo en Europa,  quien osaba contradecir al papa era reo de excomunión y de muerte en la hoguera. Sin embargo el Apóstol Pablo en su Epístola a los Gálatas,  narra cómo se enfrenta nada mas y nada menos que a Pedro: “lo resistí cara a cara, porque era de condenar” (Gálatas 2:11). ¡Qué osadía, frente a Pedro, al que siglos después la Iglesia Católica ha querido  ver como su primer papa infalible! Pues bien, Pablo públicamente le dijo a Pedro que era un hipócrita. Y no fue quemado por ello. ¿Oh, cómo podremos ignorar las palabras de Jesús a Pedro: “¡Quítate de delante de mí, Satanás! Me eres piedra de tropiezo” (Mateo 16:23). Pedro era una piedra de tropiezo, no la piedra sobre la que  Cristo iba a fundar su Iglesia, evidentemente.

España se ha caracterizado por haberse entregado a la defensa de la mentira y mantener a analfabetos necesarios para alimentar las arcas de Roma. A España llegan los papas de Roma y les gritamos en latín “Totus Tuus” porque somos una nación necia. ¡ Y así nos va ! Nos hemos dejado robar la Verdad y nos hemos entregado a la defensa de aquellos que no se conforman sólo con nuestra devoción a ellos, sino que nos quitan el dinero aquí y  el alma allí.  Por eso en estos días, 31 de Octubre, algunos celebramos la Reforma Protestante, mientras que otros se visten de payasos de halloween y se burlan de la muerte. La Verdad es esencial para salir del analfabetismo en que seguimos estancados. Querer cambiar la sociedad por otra vía (ideológica, política, cultural, etc …) no nos traerá lo que tal vez nunca buscaron directamente los reformadores: libertad, razón, el nacimiento del método científico, honestidad y progreso … Lo que trajo la Reforma se puede ejemplificar en la historia del gadareno en Lucas 8:26-39: un loco que no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros y fruto de la “Reforma en su vida  de volverse a Jesús”, por la gracia de Dios, aparece al final de la historia “sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio”.

Ángel Luis

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s