El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

Los frutos

Deja un comentario

Los frutos

Este es el árbol de mi vecino. Paso cada día por ahí (hasta dos veces al día, a veces) pero recién ayer observé que le habían salido frutos. ¡Me produjo una alegría verlos! Mi esposo, que me conoce bien, sabe que tengo debilidad por los árboles frutales y he leído cómo plantarlos en macetas para balcón (no tenemos terreno para cultivar) Cada vez que vamos a un centro comercial que vende árboles, me intereso por las variedades enanas y cómo cuidarlos. A pesar de que las demás plantas decorativas no me gustan (y eso lo sabe bien mi madre), tengo esta debilidad por los árboles frutales de todo tipo.

Esta foto la saqué desde la calle, es decir que no tuve que entrar a la casa de mi vecino para verlo, a los frutos los ve todo el mundo.

A los frutos los ve todo el mundo… no se pueden ocultar….el fruto denota qué clase de árbol es… “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.” (Mateo 7:16-19)

En una ocasión Jesús maldijo a una higuera por no tener frutos: “Por la mañana, cuando regresaba a la ciudad, tuvo hambre. Y al ver una higuera junto al camino, se acercó a ella, pero no halló nada en ella sino sólo hojas, y le dijo: Nunca jamás brote fruto de ti. Y al instante se secó la higuera.” (Mateo 21:18-19) Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

¿Qué frutos espera encontrar Jesús de mi? “Mas el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley.” (Gálatas 5:22-23) Y hay muchos más: obediencia a las autoridades, servicio, “gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;” y un largo etcétera.

¿No me produjo alegría a mi ver un simple árbol lleno de frutos? ¿No deseo que también el Señor se alegre de ver mi árbol lleno de frutos para Su gloria? Porque digamos algo obvio: ningún árbol se come sus propios frutos, sino que estos son para alimentar, servir, ayudar, cobijar a otros. “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5:16) 

“Porque de Él, y por Él, y para Él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.” (Romanos 11:36)

Gloria

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s