El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

La impronta Divina

1 comentario

El sello de Dios“Dice el necio en su corazón. No hay Dios” (Salmo 14:1) Es una aseveración que sólo puede salir de una decisión tomada con el corazón, que es el centro de la toma de decisiones, es la voluntad expresa de negar su existencia. Todo ser humano tiene la impronta de Dios dentro de sí que es la conciencia. Lo que sucede es que, a pesar de que el ser humano sabe que hay un Dios al que ha de rendir cuentas, porque Él mismo se lo revela a través de la conciencia, tratan de cauterizar ese sello dado por el Creador para seguir haciendo lo que le da la gana, es decir, su propia voluntad.  Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad. Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto; porque Dios se lo manifestó.”   (Romanos 1:18-19)

Mucha gente intentará evadir la responsabilidad diciendo que no tuvo acceso a la Ley del Antiguo testamento o al Evangelio del Nuevo Testamento de la Biblia, pero hay una “Ley moral” que es la conciencia, por lo cual no pueden justificarse ante Dios. “Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos.” (Romanos 2:15)

Además, el ser humano tiene la revelación de la naturaleza creada por Dios, que da testimonio claro de su existencia, poder y soberanía. “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.” (Romanos 1:20)

La decadencia del hombre comienza por no tener en cuenta a Dios, ni agradecerle, a pesar de que sabe que no se ha hecho a sí mismo, sino que hay un Dios que le creó y al que ha de dar cuentas.  “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.” (Romanos 1 :21) Ese envanecimiento y soberbia; ese querer ser independientes de Dios, es el pecado en esencia pura. Su corazón, ¡de nuevo!, el centro de la toma de decisiones, entró en tinieblas por esta causa, y voluntariamente cambiaron la verdad de Dios (Cristo), por la mentira de su mente y empezaron a honrar a las cosas creadas y a sí mismos, antes que a Dios. El hecho de que se identifique con el mono en vez de con su Creador, demuestra la intención velada de evadir la responsabilidad. Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén”.(Romanos 1:25)

Cuando se ha suprimido la conciencia, esa impronta Divina, esa alarma dada por Dios que nos avisa lo que está bien y lo que está mal, cuando se ha anulado tanto, el hombre se entrega por completo a sus apetitos carnales y a toda clase de males (enumerados en los versículos 29 al 31 del capítulo 1 de Romanos), pero no puede disculparse diciendo: “no se lo que hago”. Porque continúa diciendo: “Quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.” (Romanos 1:32) La frase “habiendo entendido” es importante, porque quiere decir que el hombre sabe que está haciendo mal, y que por eso es digo de muerte, pero prefieren despreciar el diseño inteligente e identificarse con los animales.

Aún así Dios, en su misericordia envió a Cristo a morir por los pecadores, si se arrepienten y se vuelven a Dios. “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.  Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.” (Romanos 5:8-9)

Gloria

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Un pensamiento en “La impronta Divina

  1. Gracias por esta meditacion! La criatura està siempre presta a separarse del Creador, pero como bien lo dices, ‘no puede disculparse diciendo: “no se lo que hago”. Bendito Dios por haber hecho prevision, al dejar Su impronta grabada en nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s