El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

El veneno y el antídoto

Deja un comentario

Cuando Dios creó todas las cosas, iba viendo que todo lo que había creado era bueno. Pero luego dijo: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. Y creó a la mujer.” ¿Cómo es posible que Dios diga: “No es bueno” algo que había creado? ¿Acaso creó Dios, (que es perfecto), algo incompleto? No. En cada cosa creada Dios imprimió la huella de su carácter. Su magnificencia en los cielos y mares; su perfección en la exactitud matemática con la que se mueven los planetas, y así con cada cosa. Pues con el hombre, su obra cumbre, a quien el mismo Creador hizo “A su imagen y semejanza”, no podía ser diferente. Debía reflejar también la comunión que existió desde la eternidad entre las tres personas de la Trinidad. No había existido la soledad hasta entonces, y por eso Adán no podía estar solo.

Así creó Dios el matrimonio, hombre y mujer teniendo comunión íntima. El soltero sólo busca satisfacerse a sí mismo, en cambio el esposo trata de agradar y servir a su esposa, y viceversa. En el matrimonio se ha de ceder, se ha de servir, se ha de soportar y se ha de confiar. El matrimonio sería la sombra de la relación que tendría Cristo con sus redimidos: la Iglesia. Al matrimonio, el Señor mandó  multiplicarse, y así se formó la familia.

FamiliaLos hijos son una bendición de Dios, porque implican servicio y responsabilidad. Algunas cosas se reducen con la llegada de los hijos: El tiempo, el dinero, las fuerzas. Y otras tienen que aumentar: La paciencia, el dominio propio y la disciplina.

Tanto el matrimonio como la familia son antídotos que Dios diseñó para contrarrestar el veneno del egoísmo, propio de nuestra naturaleza caída en pecado. Dios sabe cómo somos de soberbios y centrados en nosotros mismos, por eso proveyó el matrimonio y la familia para que practiquemos virtudes que sólo vienen de Él. Amor, sometimiento, cesión, negación de uno mismo, servicio, guía, apoyo, obediencia y tantas otras cualidades en vías de extinción.

Hay un enemigo que se goza en destilar el veneno y así vemos tantos matrimonios rotos, y tantas familias destrozadas. Hoy casi nadie cede, casi nadie se somete, casi nadie sirve, casi nadie obedece. En definitiva, casi nadie ama. Dios es amor, lo es plena e inherentemente. Es su esencia. En la primera carta de Pablo a los Corintios en el capítulo trece habla de lo que es verdaderamente el amor: “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

Lo primero que Dios creó fue la Iglesia , es decir Dios teniendo comunión con el hombre), luego creó el matrimonio y por último a la familia. Estas tres creaciones son la base de toda la sociedad, entonces entendemos ¡por qué la sociedad está tan mal! El veneno del pecado hizo su efecto. Jesucristo logró en la Cruz el antídoto para anular su mortal herida. La obra de la Cruz fue la manifestación en estado puro del amor de Dios. Sólo volviendo a Cristo y a Su Palabra es que se puede volver a tener una familia con propósito.

Gloria

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s