El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

“Resurfacing” espiritual

1 comentario

He utilizado un término anglosajón muy utilizado en estética, que significa dar una nueva superficie a la piel del rostro. Normalmente se recurre al láser para realizarlo o a los peelings profundos con el objetivo de “borrar” manchas, arrugas y demás defectos del paso de tiempo o del daño solar. La gente quiere este tratamiento para parecer más joven y tener una mejor luminosidad facial.

Corazon alegreComo me dedico a la Dermatología, tengo el ojo entrenado en detectar cambios en la piel de la gente. Un ejemplo es diagnosticar anemia observando la palidez del rostro, o saber si alguien está en tratamiento quimioterápico por el color cetrino de la cara. Muchas veces no se decir a ciencia cierta qué padecimiento tiene, pero lo expreso con la típica frase: “tiene mal color”.

Hay algo que también se refleja con bastante nitidez en el semblante: La angustia. Con los años de ejercicio he logrado ver personas que en un principio me comentaban ilusiones y esperanzas, cómo poco a poco ha ido decayendo su rostro hasta ver en él una mueca de hastío y desilusión. Muchas de estas personas son las que recurren al resurfacing facial en el intento vano por mejorar su aspecto. Digo vano, porque a pesar de lo que puedan hacerse o tomar (las pastillas son otro gran engaño), se deja ver en su expresión la misma sensación de vacío.

Por otro lado también he conocido personas que después de un tiempo (hasta a veces muchos años) están mucho más favorecidas. El común denominador de estas personas es que han conocido a Cristo como su Señor y Salvador. Estos rostros reflejan paz, gozo interno y esperanza, aún en medio de las dificultades. No en vano dice el proverbio: “El corazón alegre hermosea el rostro” (Pr 15.13)

Esta paz interior, va más allá del intento humano por “estar bien” o la “risoterapia”. Es la metamorfosis que experimenta una persona que ha encontrado el propósito de su vida, la que ha respondido las preguntas cruciales de todo ser humano y que ha llenado el vacío que todos tenemos dentro. Ese resurfacing espiritual sólo lo logra el Espíritu Santo en el corazón de una persona que recibe a Cristo y a su Palabra (la Biblia) como autoridad suprema de su vida. Sólo que esta labor no es “superficial” como el término inglés subraya, sino profundo y total, como lo puede ser un cambio de muerte a vida.

No es de extrañar que las personas que tienen una diaria comunión con Dios mediante la meditación de Su palabra y la oración, tengan paz a pesar de las circunstancias cambiantes (económico-políticas, enfermedades, muerte, etc.) “Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6-7)

En definitiva, sin Cristo , la Biblia dice que estamos “muertos en vida” (Y ponte a pensar si no refleja esto el rostro de muchos de los que conocemos, a pesar de su fama o millones). La Biblia dice que la paga que merece todo nuestro pecado es la muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús. (Romanos 6:23) Y el mismo Dios hecho hombre, Jesucristo,dijo: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Juan 10:10). ¿Cómo imaginan el rostro de alguien que tiene esa VIDA ABUNDANTE? Hay muchos ejemplos, uno de ellos es el de Esteban, discípulo de Cristo, que a pesar de que le estaban injuriando y juzgando injustamente tenía el rostro como de un ángel. (Hechos 6:15) Moisés, cuando bajó del monte Sinaí de hablar con Dios, tenía el rostro resplandeciente.(Éxodo 34:30)

Todo lo que te rodea fue creado para sustento de tu cuerpo. Pero tu alma sólo tiene una satisfacción: Cristo. “El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.” (Juan 6:63) No te afanes buscando todo aquello que es temporal y perecedero (incluso tu cuerpo y la belleza de tu rostro), la verdadera vida está en Cristo y su Palabra. Porque: “El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán.” (Mateo 24:35)

Gloria

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Un pensamiento en ““Resurfacing” espiritual

  1. MUY BUENO!!!! así es! El interior se refleja en el exterior!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s