El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

Vivo en Cataluña

Deja un comentario

Este es mi Blog personal, y en la sección “acerca de mí” comento que a pesar de tener dos nacionalidades (Argentino-Italiana) como Cristiana, mi ciudadanía está en los cielos. Decía el Apóstol Pablo en la carta a los Filipenses: “Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo” (Fil 3.20)


Muchos me preguntan a diario Qué opino sobre el proceso de independencia de España que pretende la comunidad autónoma de Cataluña.  Los que me hacen la pregunta quieren que me decante por uno u otro bando. Mi respuesta es siempre la misma: Que soy Cristiana, y como tal debo aplicar lo que dice la Palabra al respecto:

“Sométase toda persona a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no provenga de Dios; y las que hay, por Dios han sido constituidas. Así que, el que se opone a la autoridad, se opone a lo constituido por Dios; y los que se oponen recibirán condenación para sí mismos. Porque los gobernantes no están para infundir el terror al que hace lo bueno, sino al que hace lo malo. ¿Quieres no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás su alabanza; porque es un servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no lleva en vano la espada; pues es un servidor de Dios, un vengador para castigo del que hace lo malo. Por lo cual, es necesario que estéis sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por motivos de conciencia. Porque por esto pagáis también los impuestos, pues los gobernantes son ministros de Dios que atienden a esto mismo. Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.” (Romanos 13:1-7)

Hasta día de hoy, la autoridad nacional es el gobierno de España al cual debo acatar, si no lo hago, estoy infringiendo la ley y esto es contrario a lo que Dios me pide. Si el día de mañana Cataluña logra independizarse y yo sigo viviendo aquí, acataré la leyes del nuevo gobierno.

 cesar¿Debo acatar a un gobierno injusto?, creo que la pregunta se responde sola en el pasaje de la carta a los Romanos que antes cité. Es un mandamiento someterse a las autoridades, no es opcional si estos se comportan bien o son más o menos justos. El ejemplo supremo lo dio nuestro Señor cuando estuvo en esta tierra. “Entonces Jesús les dijo: “Pues den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.”(Lucas 20:25) El gobierno romano era muy opresor con el pueblo judío, no sólo en impuestos abusivos sino en los castigos que aplicaban cuando alguien cometía alguna falta. El que no era ciudadano romano era considerado inferior en categoría y generaban celos y contiendas internas entre los judíos que se prestaban al servicio del Imperio Romano y sus hermanos. Como estos muchos ejemplos más de cuán injusto era el gobierno en los tiempos de Jesús. Sin embargo Él no vino a establecer un reino humano, el suyo es un reino espiritual: “Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo”.(Romanos 14:17)

¿Hay alguna excepción para no obedecer ni someterme a la autoridad humana? Sí, cuando esta vaya en contra de la ley Divina. Es decir, cuando se me pida hacer algo que Dios prohíbe en su Palabra ya que la Biblia es la fuente de autoridad de fe y conducta para todo Cristiano verdadero. En esta situación aplicaremos lo que respondieron  los Apóstoles cuando el concilio de fariseos les prohibía hablar de Jesús:

“¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? Y ahora habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctrina, y queréis echar sobre nosotros la sangre de ese hombre. Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. (Hechos 5:29)

Gloria

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s