El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

¿Cuán segura es tu seguridad?

4 comentarios

Siempre me atrajeron los castillos, al vivir en un país “nuevo” como Argentina tenía una idea romántica de todo lo que fuera medieval. Miraba con ensoñación al viejo mundo con todo su legado de la Edad media e imaginaba la vida en los castillos con princesas, juglares y fiestas repletas de adornos y comida apetitosa. Idealizaba ese tiempo como si del dicho se tratase: “Castillos en el aire”, es decir sin fundamentos reales.

Más tarde caí en la cuenta que los castillos no eran más que fortalezas militares, construcciones austeras en donde se primaba la seguridad a la estética. Esos edificios estaban pensados para protección y refugio de unos pocos escogidos (generalmente la nobleza) y que los demás, plebeyos, quedaban a merced del enemigo. Lejos de las princesas de cuento y los ornamentos idílicos, los castillos exhibían piedras burdas, cañones y hombres rudos como soldados, porque el objetivo de toda construcción semejante, era la seguridad.

Este pensamiento viene a raíz de meditar en esos “castillos” en los que basamos nuestra seguridad. Para algunos es su juventud, con la buena salud que acompaña a esa edad y para otros es su posición económica. Otros basan su seguridad en la formación académica e idiomas, o más endeble aún, algunos se apoyan en personas significativas para ellos como familia, pareja, relaciones, etc. El hombre se construye sus propias seguridades, sin saber cuán inseguras son. Pisar tierra firme nos parece más seguro que el aire o el mar… pero la tierra también tiembla y los grandes desastres naturales nos hacen ver cuán frágiles e inseguros somos. El Salmo 62 describe el contraste entre la vanidad de confiar en el hombre y la seguridad que Dios nos ofrece:

“En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. Por cierto, vanidad son los hijos de los hombres, mentira los hijos de varón; Pesándolos a todos igualmente en la balanza, serán menos que nada. No confiéis en la violencia, ni en la rapiña; no os envanezcáis; si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas. Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de Él es mi esperanza. Él solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré”. (Salmos 62)

El Salmo 46  es un cántico a la única fortaleza segura: “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; Aunque bramen y se turben sus aguas,y tiemblen los montes a causa de su braveza.“(Salmo 46:1-3)

Todo en lo que basas tu seguridad puede cambiar de un momento a otro y lo que resulta una verdadera tragedia es pasar a la eternidad sin haber conocido a Jesús como el Señor de tu vida. Para el ser humano no existe otro fundamento seguro que Dios y su Palabra y la única forma de ampararse bajo ese refugio es por medio de la muerte de Cristo en la Cruz, ya que  nadie va al Padre sino a través del Hijo.

Transcribo la última estrofa del himno “Castillo fuerte” escrito por Martín Lutero en 1527  Basado en el Salmo 46.

“Esa palabra del Señor,Castillo Fuerte
Que al mundo no apetece,
Por el Espíritu de Dios
Muy firme permanece.
Nos pueden despojar
De bienes, nombre, hogar,
El cuerpo destruir,
Mas siempre ha de existir
De Dios el reino eterno.”

Gloria Abad

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

4 pensamientos en “¿Cuán segura es tu seguridad?

  1. Muy bonita y cierta reflexión Gloria!

  2. Haber que opinas ?? estoy de acuerdo o no ?

    Date: Fri, 19 Jun 2015 08:55:17 +0000 To: ross.jimenez@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s