El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

Bajo Sus alas

1 comentario

¿A quién no le gusta sentirse seguro?. Reflexiona por un momento en cada área de tu vida. Desde pequeños buscamos la seguridad de la mano paterna o de la presencia materna. Luego tratamos de encontrar seguridad en el grupo de amigos. Más tarde luchamos por conseguir la seguridad laboral en un trabajo estable. El formar un familia nos añade seguridad emocional. Buscamos una casa y un coche con todas las medidas de seguridad para nosotros y los que amamos. Podríamos seguir enumerando comida, transporte, planes de pensiones, etc. Estamos en una incansable búsqueda de seguridad.

¿Te has puesto a pensar alguna vez en la seguridad de tu alma? ¿Trabajas tan arduamente en la búsqueda de la seguridad espiritual, como en la búsqueda de una posición social estable?. Seguramente la respuesta es: No. Muchas personas intentan “comprar” la seguridad de sus almas, siendo fieles seguidores de alguna religión, o haciendo muchas obras de caridad. Piensan que siendo lo suficientemente buenos, tendrán las puertas abiertas de los cielos. ¡Cuán equivocados están!

 Bajo Sus alasA la luz de lo que la palabra de Dios dice, sólo estarán seguros los que ponen toda su confianza en Cristo: “El que habita al abrigo del Altísimo y se acoge a la sombra del Omnipotente,  dice al Señor: «Tú eres mi esperanza, mi Dios, ¡el castillo en el que pongo mi confianza!» (Salmo 91:1-2 RVC)

El hombre sin Cristo está a la deriva, inmerso en la inseguridad de su propio pecado, pero el deseo del Señor es ampararte “bajo Sus alas” de protección. Para eso vino al mundo y murió en la Cruz, ocupando el lugar tuyo y mío, pagando con su vida y con su sangre, la ira de Dios, que es Justo y  Santo, y no tolera el pecado. El mismo Jesús te hace la invitación, como cuando estuvo en esta tierra, en Palestina:“¡ Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados!.¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!” (Mateo 23:37 RV60)

Jesús te hace una invitación de amor, ¿Querrás recibirle como Señor de tu vida y así estar seguro bajo Sus alas, para siempre?.

Gloria

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Un pensamiento en “Bajo Sus alas

  1. Muy bueno, yo me siento protegida de día y de noche ” bajo sus alas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s