El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

¿Cómo guardar la Palabra de Dios? (por Victoria Olascoaga Hidalgo)

Deja un comentario

Atesorar Su palabra “…PONDRÉIS ESTAS MIS PALABRAS EN VUESTRO CORAZÓN…” (Deuteronomio 11:18)

Dios quiere que guardes su Palabra en tu corazón. Como Cristianos nacidos de nuevo deberíamos tener siempre presente que guardar la palabra de Dios es vital en la vida cristiana. La Biblia dice que la palabra de Dios es “Poder de Dios para los que creen”. La Palabra debe ser nuestro alimento y sustento diario. Solo la palabra liberta, transforma y nos encamina en los propósitos de Dios. Cuando guardes la palabra de Dios en tu corazón, experimentarás realización de vida y paz interior. ¿Como guardar la palabra de Dios? Aquí te dejo 3 formas prácticas para hacerlo:

(A) Pon tu conocimiento en acción

Tu conocimiento bíblico puede ser diez veces mayor que el de otras personas, pero si no amas, eres paciente y tienes gozo diez veces más también, ¿de qué sirve? Si tu vida espiritual no refleja la doctrina que predicas, aunque ésta sea correcta, la gente rechazará a Cristo.

(B) Medita diariamente

David dijo que la forma de prosperar es meditando en las Escrituras “…de día y de noche…” (Salmo 1:2b). Pero no se puede meditar “de prisa y corriendo”. No hay cursos especiales de meditación rápida: “Puedo meditar setecientas palabras por minuto con un 90 por ciento de asimilación”… ¡Imposible! La Biblia compara el meditar con el masticar de los rumiantes o con las raíces de un árbol que sacan la humedad de profundas manantiales (lee Salmo 1:3). Cuando Dios te toca con un pensamiento, reflexiona sobre él todo el día; que sea tu primer pensamiento por la mañana y él ultimo por la noche. Prueba esto durante trescientos sesenta y cinco días y verás lo que pasa. ¡Los resultados son espectaculares!

(C) Permite que la Palabra te limpie diariamente

Escucha: “¿Con qué limpiará el joven su camino? ¡Con guardar tu Palabra!” (Salmo 119:9). Cuando Lutero era un monje, sus compañeros solían preguntarle por qué pasaba tanto tiempo en el confesionario. Al fin de cuentas, estaba viviendo en un monasterio, y por lo tanto, ¿qué pecados pudiera cometer para ser confesados? ¿Cantar fuera de tono? No, Lutero era consiente de su habilidad para auto-justificarse. La Palabra de Dios es el único “detergente” lo suficientemente eficaz para penetrar al fondo de los niveles más profundos de nuestro pensamiento, imaginación y motivos, y limpiarnos.

Sigue estos “Tres pequeños consejos” y conseguirás guarda la palabra de Dios en tu corazón. No lo olvides: “La Palabra de Dios es también el poder de Dios” para cualquier situación.

Victoria Olascoaga Hidalgo

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s