El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

Tengo una noticia buena y otra mala…

Deja un comentario

¿A quién no le han hecho el clásico chiste? Normalmente la gente prefiere saber la noticia mala, para después consolarse con la buena, y con la esperanza de que la buena anule o contrarreste a la mala.

Hoy tengo que decirte que tengo que darte una mala noticia y no es ninguna broma. La mala noticia es que tienes una Mala noticiaenfermedad mortal, y no puedes hacer nada para curarte, no importa lo sano, rico o exitoso que parezcas.

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. (Romanos 3:23)

Porque la paga del pecado es muerte. (Romanos 6:23 a)

Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. (Lucas 13:3)

Buena noticiaTambién tengo una buena noticia, que anula o contrarresta a la mala, es una persona: Cristo.

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 6:23)

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. (Romanos 5:8)

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Juan 10:10)

Pero al igual que saber que se tiene un cáncer terminal no sirve de nada si no aplicamos el tratamiento, saber que existe una cura para la enfermedad mortal del pecado, no te salva. Has de tomar la medicina. Has de arrepentirte de tu pecado y recibir el Señorío de Cristo en tu vida, es decir, pedirle que Él controle tu vida. Ya no sean tus deseos, tus planes, tus decisiones, sino las de Cristo, que aprenderás en su Palabra: la Biblia. “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;”(Juan 1:12)

Sabiendo que estás con una enfermedad de muerte, ¿Vas a seguir indiferente?.

Gloria

 

 

Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s