El Pan del peregrino

El alimento para vida eterna…

¿A qué somos llamados?

Deja un comentario

Jesucristo no dijo: “Id y salvad almas”, pues la salvación de las  almas es la obra sobrenatural de Dios, sino: “Id y haced discípulos a todas las  naciones” (Mateo 28: 19). Sin embargo, no puedes hacer discípulos si tú mismo no  eres uno. Cuando los discípulos regresaron de su primera misión, estaban llenos  de gozo porque hasta los demonios se les sujetaban, pero Jesús les dijo: “No se  regocijen por el éxito en el servicio; el gran secreto del gozo es que tengan la  relación correcta conmigo” (Lucas 10:17-20). Lo más esencial en un misionero es  que permanezca fiel al llamado de Dios y que comprenda que su único propósito es  discipular hombres y mujeres para Jesús. Recuerda que hay una pasión por las  almas que no proviene de Dios, sino de nuestro deseo de que se conviertan a  nuestro punto de vista.
Oswald Chambers
Anuncios

Autor: elpandelperegrino

Me gusta la imagen del peregrino, porque significa estar de paso... A pesar de tener dos nacionalidades, mi ciudadanía verdadera no está en este mundo. En mi caminar diario, me alimento del Pan que nunca se caduca, el Pan para Vida eterna. "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás." (Juan 6:35)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s